Lunes a Viernes: 8:30 a 17:00

Los gastos de manutención de un abogado en días laborables están también sujetos al requisito de correlación con la actividad económica.

Consulta DGT V1184-22, de 26 May.
El solo hecho de que los gastos de manutención correspondan a un día laborable –con independencia de que en actividades empresariales o profesionales no pueda hablarse con carácter general de la existencia de un calendario laboral- no implica por sí solo la consideración de que dichos gastos son gastos incurridos en el desarrollo de una actividad económica.
Consulta Vinculante V1184-22, de 26 de Mayo de 2022, de la DG de Tributos
Es sabido que la deducibilidad de los gastos está condicionada por su correlación con los ingresos, de modo que solo aquellos respecto de los que se acredite que se han ocasionado en el ejercicio de la actividad serán deducibles, sin perjuicio de que además se tienen que cumplir los requisitos de correcta imputación temporal, de registro en la contabilidad o en los libros registros que el contribuyente deba llevar, así como estar convenientemente justificados.
Los gastos deben justificarse, de forma prioritaria, mediante la factura entregada por el empresario o profesional que haya realizado la correspondiente operación o mediante el documento sustitutivo emitido con ocasión de su realización que cumplan en ambos supuestos los requisitos señalados en la normativa tributaria. Pero la factura no constituye un medio de prueba privilegiado respecto de la existencia de las operaciones, por lo que una vez que la Administración cuestiona fundadamente su efectividad, corresponde al obligado tributario aportar pruebas sobre la realidad de las operaciones.
En todo caso, la competencia para la comprobación de los medios de prueba aportados como justificación de las deducciones y gastos y para la valoración de las mismas corresponde a los órganos de Gestión e Inspección de la Agencia Estatal de Administración Tributaria.
Para que los gastos de manutención de un abogado sean deducibles, deben estar vinculados al desarrollo de actividad económica, siempre que se produzcan en establecimientos de restauración y hostelería y se abonen utilizando cualquier medio electrónico de pago, con los límites cuantitativos establecidos reglamentariamente para las dietas y asignaciones para gastos normales de manutención de los trabajadores.
Y apunta la DGT que el solo hecho de que los gastos de manutención correspondan a un día laborable –con independencia de que en actividades empresariales o profesionales no pueda hablarse con carácter general de la existencia de un calendario laboral- no implica por sí sola la consideración de que dichos gastos son gastos incurridos en el desarrollo de una actividad económica.

Un saludo

ATrujillo

Asesor Fiscal nº 5395 del REAF.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
Imprimir